avance

En esta exposición la artista y arquitecta Teresa J. Cuevas nos invita a descubrir diferentes hitos en nuestro camino. Nos enseña a mirar hacia nuestra propia naturaleza y encontrar esos momentos que nos tiñen marcando un antes y un después. Sus líneas vibrantes en equilibrio y minimalismo muestran una clara influencia asiática en la materia y de los artistas Eusebio Sempere y Fernando Zóbel.

 

Se trata de la segunda exposición en el propio espacio de la artista que puede representar una capa blanca más de su vida o una línea profunda de tinta, aún no podemos saberlo. Evolucionando esta serie desde el 2011 (Corea del Sur), podemos encontrar alusiones a la vida biográfica de Teresa en cada una de las obras, aunque el verdadero protagonista es el espectador y su reflejo; la búsqueda interior de cada uno. 

 

Podemos encontrar dos procesos creativos en la exposición: desde la materia acariciada o arañada que representa la dualidad de la vida, al papel más ligero, blanco y bello en sí mismo, rasgado en un proceso de larga meditación. En estas dos tipologías relacionadas entre sí, la artista espera que todos podamos descubrir una fase de nuestras vidas profundamente marcada y al mismo tiempo, rodeada de claridad. Encontremos los pilares de nuestra historia, marcas vitales que nos ayudan a avanzar. En esta exposición se abstrae el avance de la vida llevándola a su extrema sencillez para que solo la intuición y reflexión puedan desvelar en nosotros una sensación causada por un recuerdo, transformando esos momentos en algo bello.

 

La artista nos cuenta: “Somos lo que vivimos, la suma de nuestras circunstancias y de momentos que nos marcan. Me gusta atesorarlos como parte del proceso de autoconocimiento, de avance y de búsqueda de la belleza en mi propia vida.”

Puedes venir a verla con cita previa, estamos en c/María de Maeztu 36 (local) 28049 Madrid